La pulpería de Nicolás

“No ignoro que estos versos repugnarán a muchas personas porque hablan de negros y del pueblo”. No se equivocó. La maldita profecía se cumplía a diario. Existen muchas personas a las que –a estas alturas– les disgusta la poesía de Nicolás Guillén, cubano de Camagüey, en el centro mismo de la Isla, nacido en una fecha indeterminada –en realidad fue en 1902, pero eso importa poco– y pregonero de mulatos, prietos y sones. De Guillén siempre se ha dicho –para su mal– que era un escritor político, como si tal adjetivo restara valor a sus dotes líricas. Los más exaltados llegaron a llamarlo poeta panfletario. Es cierto que su ceguera ideológica –en realidad sus afectos– le hizo no cumplir con […]

La triste monotonía

La diferencia esencial entre el peronismo (rociero) y la socialdemocracia consiste en que el primero basa su dominio en la tribu mientras que la segunda cree en la libertad de la sociedad. Obviamente, son conceptos incompatibles. No debe pues extrañar demasiado que el primero haya visto el dictamen de las urnas como un refrendo a las decisiones personales de la Reina de la Marisma, al contrario de lo que hubieran hecho los auténticos socialdemócratas, que habrían escuchado a sus conciudadanos. Sólo cinco días después del 26-J confirmamos, no sin cierto espanto, que Su Peronísima ha perdido la noción de la realidad hasta el punto de hacernos hasta caso, cosa que desde aquí, con el pie en el estribo, pero tan […]

El infierno, tan temido

«En los negocios humanos existe una marea que, aprovechada cuando está en alza, conduce a la fortuna; pero, si es omitida, hace que esta vida esté circundada de bajíos y miserias. Flotando estamos en este mar». Shakespeare puso estas palabras en boca de Bruto, el traidor que instigó la conspiración contra Julio César. Las palabras del poeta inglés resultan exactas para explicar el impacto político del 26-J. Especialmente para Su Peronísima, que ha tropezado -puede que definitivamente- en su carrera hacia la cúspide de Ferraz. Disculpen la franqueza, pero lo diremos en términos indígenas para que se nos entienda: igual que una herida mortal por asta de toro, la cornada electoral que ayer recibió Susana Díaz tiene dos trayectorias. Las […]