Puros, hermosos, inútiles

El sueño ha terminado. Podemos abandona definitivamente la regeneración transversal y se convierte en una fuerza neomarxista. Ellos, obviamente, no lo cuentan con estos términos. Tienen los suyos: hablan de construir un bloque político basado en el Poder Popular, concepto cuyo sentido no llegamos a entender por completo pero cuya orientación intuimos con cierta inquietud. Todos los poderes populares de la historia han terminado degenerando en caudillajes que, amparados en la representación ficcional del pueblo elegido, pretendieron adecuar la sociedad a sus deseos, que no es exactamente lo mismo que cambiar el mundo. Los Aguafuertes del lunes en Crónica Global.

El oficio de andar y contar

Existen, con variantes, dos estilos de periodistas. Dos, digamos, estirpes. Una: la de aquellos que hablan de sí mismos y, por extensión, de sus amigos, que es otra forma redundante de hablar de uno. Gente que parece estar en el oficio de paso, aunque logren perdurar en el tiempo, con las miras siempre puestas en algún otro sitio, además de en su ombligo. A principios del pasado siglo, éstos eran los periodistas que ambicionaban dar el salto, vivir ese tránsito que consistía en ir desde el periódico a la política, entendida ésta como el ejercicio de un cargo. Igual que antaño se soñaba con ser gobernador civil, ahora hay quien aspira a ser dircom (director de comunicación) o pontificador de cuadrilla. Cuestión de sofisticación. Nombres diferentes para […]

La presidenta multitarea

Su Peronísima está en plena fase mística. No molesten, por favor. Desde hace semanas anda silente y rodeada de extrañas contradicciones. Su estado anímico es similar al célebre poema de Teresa de Jesús donde la ilustre santa dice –en cada verso– una cosa y justo su contraria. Espera el momento de la ascensión definitiva. Pero, en su infinita bondad, ha querido hacernos saber, a través de los intermediarios habituales, que se va pero sin llegar a marcharse por completo. Exégesis necesaria: seguirá con mando absoluto en el Quirinale del Paseo de las Delicias, pero desplazándose todas las semanas a Ferraz. O viceversa. Tiene el don de la ubicuidad. Ha decidido ser una presidenta multitarea: dícese de aquella gobernante que no […]

Hosteleros con rostro

Desde que a algunos políticos, incapaces de cambiar la realidad social de Andalucía, les dio por llamar empresarios a los dueños de los bares –toda la vida se les había considerado cantineros, que es un oficio dignísimo–, algunos de ellos empezaron a considerarse a sí mismos la crema y nata de la economía sevillana, los herederos locales de dinastías industriales equivalentes a la de los Ford o los Rotschild. Como los términos economía y sevillana son un oxímoron, igual que el pensamiento navarro al que aludía Baroja, convendría que algunos se bajaran del caballo y volvieran a la superficie terrestre. No es difícil: basta con quitarse la corbata de nudo gordo y olvidarse por un momento que en sus tarjetas […]

Apocalipsis, Año V

El difunto David Bowie, redescubierto por los más jóvenes tras su muerte, abría en 1972 el más grande de sus discos —The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars— con una canción titulada Five Years. Era el augurio de una distopía planetaria. Arropado por un cuarteto de cuerdas y un piano categórico, Bowie anunciaba que a la humanidad le quedaba apenas un lustro de plazo hasta su extinción. La Tierra estaba condenaba. Todo iba a saltar por los aires. El Armagedón no llegó, por fortuna, pero los apocalipsis cotidianos, que son los peores, se han sucedido sin cesar desde entonces en distintos tiempos y espacios. Los Aguafuertes del lunes en Crónica Global.