Podemos, la brújula rota

La fuerza, dejó dicho Conrad, es sólo un accidente cuya causa (pasajera) es la debilidad ajena. Antes o después, se agota. La cita parece exacta para describir el devenir político de Podemos, similar al de una montaña rusa cuya cumbre sólo es el preámbulo de una violenta caída potencialmente mortal. El posicionamiento de los antiguos jacobinos morados en la guerra avivada por los nacionalistas para desequilibrar la democracia española va camino de terminar acelerando el despeñamiento progresivo de su proyecto, que se inicia tras el pacto con IU, desaparecida ya del mapa político, y se consuma algo después en Vistalegre II. El partido de Iglesias y Cía, que comenzó siendo la suma inteligente de distintas minorías sociales con vocación hegemónica, […]

Umbral, el genio de media tarde

En literatura existen dos formas de fascinación: la filigrana verbal y la sinceridad rotunda. No hay muchas más. Por supuesto, no se trata de caminos incompatibles, sino de fórmulas complementarias. El problema es encontrar a escritores con capacidad para navegar –como náufragos– entre estas orillas extremas del lenguaje, que es la única patria de quien se dedica a la creación literaria. De ahí que las tribus de las letras, tan belicosas como otras muchas, acostumbren a alinearse por oposición en una de estas dos estirpes: las que creen que el léxico es una fiesta y, a veces, una orgía; y aquellas que destilan el idioma para seducir al lector, ahorrándole tiempo y, a los editores, espacio.

El trigo no se devuelve

El grado de madurez de las instituciones políticas depende de la ausencia de caudillismo -eso que algunos próceres llaman tener un “líder fuerte”- y de la eficacia de las administraciones. Si somos sinceros, cosa que en periodismo es una obligación, aunque en política haya quien todavía lo considere un defecto, podríamos concluir que nuestra República Indígena no anda nada falta de absolutismo, aunque sea en su variante maternalista, ni es un ejemplo a seguir en términos de gestión. La prueba es el discretísimo resultado de la iniciativa, vendida en su día a bombo y platillo, para recuperar el dinero público perdido en los dos grandes casos de corrupción de la Andalucía reciente: los ERE y la formación. Del total de […]

Espadas, la oposición en casa

Nuestro alcalde -léase en clave retórica- es un tipo que cae bien. Simpático, campechano y educado. Una rara avis entre las filas susánidas, a las que se unió in illo tempore por necesidad más que por una firme convicción. Como todos los recién llegados a un sitio, al principio tuvo que hacer bastantes méritos ante la Reina (de la Marisma), pero su alineamiento, hasta ahora, le ha salido bien. Sin contar con apoyos orgánicos propios, Espadas se ha ido convirtiendo en una de las referencias institucionales del susanato. Ni siquiera ha tenido que asumir en primera persona los inevitables costes del sectarismo. De entre sus virtudes, elogiadas tanto por los progresistas no militantes como por la derecha cofrade, que es […]

La revuelta de los cobardes

Los gudaris catalanufos, unidos por sus miedos y frustraciones en la coalición Junts pel Sí, proclamaron finalmente, después de un mar de dudas, avances, retrocesos y negociaciones fenicias para que los demás incurrieran en su mismo pecado, que consiste en pretender legislar fueros (imperiales) sin respetar las leyes realmente vigentes, su república imaginaria en una asamblea con mucho terciopelo rojo y la mitad de los escaños vacíos. Ellos cantaron el himno patriótico, contaminado quizás para siempre por su obscena utilización partidaria, en una sala noble. En la calle algunos fanáticos del prusés lo festejaron con cava y gritos de Visca Catalunya, como si hubieran conseguido la copa rota de un torneo de fútbol. Hasta TVE, controlada por Rajoy, hablaba de “un […]