Cifuentes: una estafa ‘cum laude’

La fachada de la catedral de Sevilla, como ocurre en otras muchas ciudades universitarias de España, está adornada con unas antiguas pintadas de color almagre –los vítores— que, según la tradición académica, perpetraban los egresados universitarios para celebrar el final de sus días de estudio tras recibir el doctorado. Son una suerte de graffitis –mucho antes del graffiti– que han terminado convirtiéndose en patrimonio histórico. Una forma de gamberrismo a la antigua usanza para celebrar el término (irreal) de una vida consumida entre libros y clases. A Cifuentes​, la (todavía) presidenta de esa ficción que es la Comunidad de Madrid, aún no se le reconoce la autoría de ninguno, aunque tampoco es descartable. Sería un gran colofón para su inquietante carrera académica, […]

Intolerancia & otros demonios

Suiza tiene fama de ser un sitio civilizado cuyos mayores atributos son la neutralidad política, el secreto bancario, la perfección de sus relojes, la calidad de sus chocolates y la excelencia de sus quesos. Las estadísticas lo sitúan como uno de los países más ricos del orbe a pesar de su discreto tamaño y su diversidad cultural. No siempre la estampa alpina fue perfecta. En 1536, en Ginebra, la reforma protestante iniciada en Alemania por Lutero se había convertido en un nuevo poder terrenal –con respecto a Roma– y sojuzgaba a aquellos que apenas unos años antes había prometido liberar de la pérfida élite católica, corrupta como sólo pueden serlo las organizaciones hechas por el hombre al amparo de la representación […]

Parados ‘full’, estabilidad proverbial

La primavera llega a la República Indígena con 15.100 parados más. Una estadística (negra) que nos acerca, de nuevo, a la línea psicológica del millón de desempleados. Una cuarta parte de los andaluces -esos animales mitológicos, según la Junta- no pueden vivir de su propio esfuerzo laboral porque nadie quiere contratarlos. Sólo nos superan las dos plazas africanas -Ceuta y Melilla- y Extremadura, cuya bandera apenas tiene una barra de color diferente a la nuestra. Que haya gente peor no es consuelo: el 43% de los ciudadanos de la Marisma viven de rentas que no generan. Pueden llamarlo solidaridad intergeneracional o asistencia social, pero señala el grado de autonomía real de Andalucía mucho mejor que el Estatuto.  Las Crónicas Indígenas […]

El socialismo de los carruajes

A un año escaso para las elecciones municipales, cuyo devenir dependerá de si Su Peronísima adelanta las autonómicas, cosa que mientras más niega la Querida Presidenta más probable nos parece -Ella llama a estas cábalas “tonterías”, como si su cerebro estuviera ocupado con los problemas filosóficos de Occidente-, las cosas van quedando, en lo que a la capital de la República Indígena se refiere, medianamente claras. Espadas, el quietista, que terminó de alcalde para evitar un mal peor (Zoido), ha entregado la cuchara. Con la misma devoción de un converso se ha echado en manos de la derecha sociológica, que en Sevilla es la que nunca da un palo al agua pero aplaudir -lo que se dice aplaudir- aplaude mucho. […]

El batasunismo ‘cinco estrellas’

Uno de los (falsos) mitos que ha logrado colocar en la agenda mediática internacional el independentismo catalanufo, que congrega bajo la sombra (subvencionada) de la misma causa a los pijosde la Upper Diagonal y a los carlistas del país interior, es que el prusés es un proyecto democrático y pacífico. Donde se vota (aunque sean pantomimas) y reina la libre elección. Eso cuentan los exiliadosde la diáspora dorada, que no son tales, sino simples fugados de la justicia. Lo repiten también los políticos presos –cada vez más– al invertir los términos de su denominación para dotarse de una dignidad que no conocen ni por el lomo. Los Aguafuertes del lunes en Crónica Global.