La cornada de la financiación

Los susánidas, tribu de naturaleza belicosa, son especialistas en coger banderas, convocar a la gente para que las agiten al viento en un campo preñado de girasoles -al estilo del documental de Carlos Cano que en los setenta rodaron los narcisos- y, a continuación, dejarlas tiradas en el suelo. Es una prerrogativa del dogma de la Santa Autonomía: lo público siempre empieza (y acaba) por ellos mismos. No hay más. Por supuesto, no se trata de algo personal. Sólo son negocios. Las convicciones resultan ser malas compañeras en la industria de la intermediación política. Es mejor cambiar de utopías. Ya lo hicieron -en su día- con el espíritu del 4D, que llevan decenios manipulando en su beneficio particular. Más tarde […]

La Sevilla superlativa

Cada vez que uno oye decir a algún pregonero que en la capital de la República Indígena existe una extraordinaria calidad de vida muere un poco la (escasa) inteligencia disponible. Adam Smith, el filósofo que estudió la riqueza de las naciones, escribió: «No puede existir una sociedad floreciente y feliz cuando la mayor parte de sus miembros son pobres y desdichados». La única excepción a esta norma es que los habitantes de esa nación sean unos perfectos ignorantes o unos absolutos inconscientes. Parece ser nuestro caso. De dar credibilidad a esta máxima, Sevilla, que ya sabemos que no es ni Muy Leal ni Muy Noble, sólo puede defender a su favor el título de Muy Mariana. Aquí a algunos les […]

Epístola al partisano Colomines

Subvencionado ideólogo (es un decir) de la causa: Como las insidias no deben quedar sin cumplida respuesta, aunque su solidez argumental sea más bien escasa, nos hemos decidido a coger la pluma, instrumento insigne donde los haya, para escribirle esta epístola improvisada que quisiéramos que entendiera como cordial, aunque V.M. no practique esta sana costumbre, ya que es imposible componerla de otra forma dados los encendidos epítetos –“manipulador, nacionalista español, rancio y racista”– que nos dedica, con tanto cariño, tanto al arriba firmante como a este diario digital –Crónica Global–, que ejerce el periodismo en un entorno hostil marcado por el sectarismo independentista (el de su querida famiglia), tarea que además financia a pulmón, sin recibir ni un euro de […]

Barcelona, la Troya de don Quijote

La muerte de don Quijote, uno de los pasajes más tristes de la historia de la literatura, sucede, exactamente igual que en la vida, cuando su protagonista ya está muerto; ido, según la terminología piadosa. Así son las cosas: uno se muere mucho antes del instante postrero, por lo general sin adivinarlo; y, casi siempre, con anterioridad a sus propias exequias. Cervantes manda a don Quijote a morir a su aldea –la Argamasillafigurada de los académicos– pero quien dispone allí del lecho largamente perdido no es ya el caballero andante, sino un Alonso Quijano al que unas extrañas calenturas, o la melancolía, el más nocivo de los humores del cuerpo, extinguen tras hacer testamento y renegar –ante testigos– de sus […]

La melodía austrohúngara

Cuentan los edecanes del Quirinale que en San Telmo han aparecido copas rotas y cristales quebrados en los espejos con cornucopias, que es donde el poder, que siempre es pasajero, por mucho que se crea eterno, se contempla ensimismado mientras suena una melodía austrohúngara con aire de tango. La reconquista está en marcha. El salvoconducto es: «Que vaya donde tenga que ir y haga lo que tenga que hacer». Las estrellas lo auguraban, los profetas lo predijeron y la hora ha llegado. Va a ser así, va a ser aquí y va a ser ahora. El ungido por la fortuna acaba de nombrar embajador en la República Indígena a un virrey –Celis, el profesional– cuyo ascenso a más de uno (y […]