Orgullosos & ofendidos

La política española, que es un juego de trileros pagado con el dinero de nuestros impuestos, es un caso perdido. No tiene remedio. Hace unos días, en plena precampaña electoral en Andalucía, donde en diciembre tenemos convocado un plebiscito peronista, la presidenta de la Junta, Susana Díaz, agitaba –con manifiesta felicidad– el señuelo del agravio cósmico, ese eterno victimismo meridional, transmutado en un orgullo estúpido que no se diferencia en exceso del histórico chantaje sentimental al que nos tienen acostumbrados los nacionalistas y los independentistas, y que tan excelentes réditos electorales ha dado históricamente al PSOE andaluz. Los Aguafuertes del lunes el Crónica Global.

Las lecciones (literarias) de Stevenson

Los grandes descubrimientos acontecen de forma inesperada. De improviso. Por lo general suceden mientras estamos haciendo otra cosa. De pronto se produce el inesperado hallazgo –o su apariencia– y surge la pregunta: ¿esto tiene sentido? En una época en la que se publica bastante más de lo que se lee y todo el mundo cree ser capaz no ya de escribir un libro, sino de escribir, reconforta encontrar, aunque sea en un viejo y soberbio escritor decimonónico, la llama que ha alumbrado desde el origen de los tiempos los secretos de la literatura. Las Disidencias del martes en #LetraGlobal

Salir a ganar

Decía Winston Churchill, cuyas frases son un tesoro de sabiduría e ironía, que el problema de su tiempo era que los hombres ya no querían ser útiles, sino importantes. En nuestra época no pasa: los políticos no aspiran a ayudar a los demás ni ambicionan ser importantes (por sus actos); lo único que desean es figurar en las listas electorales, una de las mayores canonjías de nuestra partitocracia, tan generosa con sus intermediarios, ¡ah, los intermediarios!, como avariciosa con los contribuyentes, a los que saquea a diario para mantener el sistema fiscal que a ellos les permite vivir (de escándalo) sin doblarla, simplemente obedeciendo al jefe de escuadra. Es amarga la verdad, como decía Quevedo, pero conviene echarla pronto de […]

Sevilla, ‘le plateau’

No hay nada que le guste más a un socialista indígena que una cámara. A ser posible de alta definición, amable, generosa y presta a reflejar la mejor de sus sonrisas. El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, no es ninguna excepción a esta regla. Simplemente ha tardado un poco más de tiempo que sus antecesores -Rojas Marcos, Monteseirín o Zoidus, que ahora vuelve a las Cinco Llagas para no tener que volver a trabajar (en el juzgado)- en que se le note. Pues bien, ya se le nota. Y mucho. Estos últimos días, después de consultar las estadísticas turísticas, que es su pasatiempo favorito (para él son como las quinielas), y charlar con los directores de los hoteles de cinco […]

Peronismo (o cambio) en Andalucía

Serán en diciembre, mes lunar. La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha hecho finalmente uso de la prerrogativa estatutaria que reproduce la tradición de los antiguos monarcas absolutistas, a pesar de toda la literatura jurídica posterior, que considera el privilegio unipersonal de disolver las cámaras parlamentarias por decreto como un contrapeso frente al poder legislativo. Como se esperaba hace seis meses, ha convocado autonómicas en el Sur antes de lo previsto. Se trata de la segunda legislatura abortada por la Reina de la Marisma después de que hace tres años despidiera de su gobierno a Izquierda Unida, con cuyos votos fue investida por vez primera –hace ahora un lustro– y el PSOE consiguió conservar el poder a pesar […]