El mundo de los simples

El concepto que una sociedad tiene del placer indica su verdadero grado de civilización. Para la moral cristiana, especialmente si es carnal, el placer se identifica con la noción del pecado. El paganismo antiguo, en cambio, se relaciona con lo placentero con una lógica ambivalente que puede ser tanto hedonista como estoica. Lo que la doctrina católica viene calificando secularmente como depravaciones, en el mundo clásico eran fenómenos naturales, lo cual no significa que fueran necesariamente nobles. Las prácticas obscenas son juegos que, rebasados ciertos límites, se convierten en atentados a la dignidad. Siendo muestras de humanidad excesiva, los antiguos las consideraban faltas de respeto cometidas contra uno mismo. Esto es lo que dicen las teorías culturales, esas construcciones intelectuales […]

Las vecinas, los ingenuos y la banda ancha

¡En pie, hermanos en Xto! Esta semana, aquí y ahora, en este día y a esta hora, Su Peronísima, que todavía se acuerda del COU –suponemos que tardaría en aprobarlo menos que Derecho–, ha desvelado el misterio, el arcano, la piedra filosofal (es un decir) del peronismo rociero. La verdad sacramentada ha sido finalmente enunciada: los asesores de la Reina de la Marisma, quienes de verdad le señalan el camino de la virtud, no son ni su Máximo ni su portavoz; ni tampoco sus consejeros. No, hermanos. Las consiglieres de Su Peronísima, sus guías supremas, según ha confesado, son sus vecinas del barrio del Tardón que, “al fresquito” [sic], le aconsejan que haga una campaña electoral “institucional” y no se […]

La Sevilla ‘troppo vero’

El calendario oficial de cualquier ciudad -en nuestro caso es Sevilla, pero también podría ser Londres, Tokio o Estambul- está condicionado por el carácter de su vida pública, ese folio en blanco donde alguien, mucho antes de que nosotros viéramos por vez primera la dudosa luz del día, condensó, con la pretensión de ordenarlos y convertirlos en ciclos eternos, los hábitos de sus clases dirigentes. Cada civilización tiene sus propias preferencias y obsesiones rituales: la plebe y los patricios de Roma acudían -por separado- al Circo Máximo, en Atenas los filósofos y los mendigos discutían juntos en el Ágora; en Fez los ayatolás rezan en el interior de las mezquitas milenarias y en la Roma del lejanísimo Renacimiento los príncipes […]

El golpe primitivo

Los grandes aniversarios, además de autocomplacientes, son proclives a desmentir a sus propios organizadores. Ocurre en las celebraciones familiares y también con las efemérides políticas. El desafío independentista a la democracia española, que aunque insatisfactoria es mejor a cualquier distopía tribal conducida por los CDR, los célebres escuadrones del neofascismo catalanufo, recibió en su día desde distintas tribunas la denominación –feliz-de golpismo posmoderno, una expresión que Daniel Gascón, coordinador de la revista Letras Libres en España, convirtió en el título de un ensayo publicado por la siempre alerta editorial Debate. Los Aguafuertes del lunes en Crónica Global.

Gaziel, por supuesto

La diferencia entre un buen y un mal escritor de periódicos –que no otra cosa somos los periodistas– se percibe en apenas una cuartilla, en el quicio de un párrafo, en la elección de un adjetivo. Nuestro oficio es efímero y fugaz, pero a veces nos regala esa eternidad involuntaria que consiste en seguir hablando en una página muda cuya sinfonía interpreta la maravillosa orquesta de la sintaxis años después de que hayamos muerto. Pocos son los periodistas que han logrado este milagro: sobrevivir a sus días trascendiendo su condición de documentalistas, voces de un tiempo y un espacio concretos, relatores de esa forma de prosaísmo que denominamos la actualidad, por no llamarla la vida, la única realidad que tenemos enfrente. […]