Salinger, un lugar en el bosque

Cien años después de su nacimiento en un lejano día de 1919, todavía hay quien se pregunta por los motivos que hicieron que Jerome David Salinger, Jerry para los inexistentes amigos, se convirtiera en un ermitaño, un escritor mítico cuya principal singularidad consistía no en lo que publicaba, sino en lo que dejaba voluntariamente de publicar. El misterio Salinger tiene una respuesta tan obvia que ha permanecido ante nuestros ojos desde el principio: el dolor de los otros. También podríamos llamarle miedo al rechazo o experiencia de la incomprensión ajena. En su caso no se trató de una mera hipótesis, sino de un hecho cierto, aunque la leyenda lo haya disfrazado con los ropajes del hermetismo y la egolatría, esa pasión de […]

¡Atenti, Bonilla, que el tiempo pasa!

La Marisma cuenta con un nuevo oficiante de misas, bautizos y comuniones (con palmas) desde hace 55 días. El Reverendísimo Bonilla, inquilino carambolero -de carambola, cuya etimología remite al sánscrito karmaranga– del Quirinale de San Telmo, primitivo hogar de mareantes y, ahora, refugio de liantes, se encarga de recordarlo para que no nos pongamos exigentes con lo del cambio, porque -según su pliego de descargo- él sólo lleva medio centenar de días sentado en la cúspide, esperamos que sin graves problemas de espalda. Sabemos que no está en sus manos -ésas que los fotógrafos retratan en primerísimo plano en las entrevistas- hacer milagros. Tampoco los pedimos. Ni, por supuesto, los esperamos. No. Pero no podemos dejar de tener la impresión -creciente- de […]

‘Voxandalucía’

La estrategia Banon –escandaliza y ganarás, porque todo el mundo hablará de ti– funciona como un reloj suizo en la nueva Andalucía de las derechas, que hace tres meses largos dejó de estar regida por los socialistas para convertirse en el laboratorio político de un tripartito tácito donde dos –PP y Cs– gobiernan y un tercero, Vox, ejerce como árbitro de mayorías en un Parlamento atomizado. Desde que el 2D el PSOE perdió el poder en el Sur, toda la agenda política, de forma indirecta o indirecta, gira alrededor de la organización de Santiago Abascal, a la que las encuestas le sonríen lo suficiente como para que sea plausible –aunque no segura– la hipótesis de trasladar la alianza meridional al […]

Los ‘pisotenientes’

Las declaraciones de bienes de nuestros próceres, esos seres desinteresados y carentes de cualquier vanidad, son como el dogma de la resurrección: te las crees porque no te queda más remedio, no porque se presuman ciertas. ¿Cómo? ¿Acaso van a mentir los ilustres diputados al Parlamento? Indudablemente, no: los políticos no mienten nunca (jamás). Se limitan a contar medias verdades, a utilizar su característica «forma de expresarse», como nos ha recordado el consejero de Economía, de nombre Rogelio (Velasco), pero, para su pandilla, simplemente Roger. Alguno habrá, cándido, que pensará que publicando sus propiedades -incluido el Porsche de Imbroda- y sus saldos bancarios están fuera de sospecha. Pues no. Las Crónicas Indígenas en El Mundo.

Anubis desmiente a los ‘héroes’

El juicio del prusés está dejando, por suerte para todos, muchas cosas claras, a expensas de la valoración definitiva de los hechos que establezca la sentencia. Primero: el relato indepe de los sucesos de octubre está viéndose diluido cada día que pasa por una narración fáctica alternativa de indudable solidez y verosimilitud, que sirve de contrapeso tardío a la cándida propaganda nacionalista. A pesar de que los medios afines a la causa manipulen unos testimonios y amplifiquen otros, nada hay más poderoso que la experiencia directa: los creyentes en esa república imaginaria (que no existe) pueden constatar, de primera mano, sin intermediarios, cuáles son los argumentos que demuestran que en Cataluña no hay presos políticos –sólo políticos presos– ni existe una […]