Lou Reed: biografía del monstruo

La vanguardia son cuatro acordes de guitarra que parecen tres. Lou Reed (1942-2013) bromeaba sobre este truco del riff  de Sweet Jane, una de sus canciones más celebradas, en los conciertos de su última época en la carretera, antes de entrar en la definitiva fase crepuscular. El rock, en efecto, es un engaño. Igual que el cine, la literatura, el teatro o la fotografía, entre otras disciplinas creativas, artificios que permiten reflejar la realidad por el proceso inverso a constatarla: creándola a partir de presupuestos distintos, individuales y subjetivos. En la obra del músico neoyorquino, al que sus biógrafos retratan como un ser complejo, rudo y genial, confluyen una ambición sin límites, una frialdad legendaria y un talento indudable. Las […]

El Reverendísimo ‘avant-garde’

La ignorancia es una de las fuentes más fiables para alcanzar ese punto exacto de delirio que conduce al desastre. Si el Reverendísimo Bonilla hubiera pensado dos veces -o le hubieran hecho pensar, cosa aún más difícil- cómo afrontar el escándalo de la intoxicación por listeria quizás no hubiera recurrido a esa desgraciada comparación entre la Junta (que dirige) y las vanguardias para justificar la gestión de su gobierno en esta epidemia que ha alterado el plácido verano oficial y ha adelantado el inicio del curso político. Cualquiera medianamente formado hubiera desaconsejado tal símil, advirtiendo además del riesgo de caer en el ridículo. Pero nadie abrió la boca. Y el Reverendísimo se metió solito en un jardín (sin salida). Las Crónicas […]

La guerra de los virreinatos

Se atribuye a Paul Valéry, poeta francés, la célebre frase de que “la sintaxis es una condición del alma”. Una sentencia construida con ingenio e indudable fortuna que se presta a múltiples variaciones. Por ejemplo: la financiación es la eterna queja de cualquier alma autonómica (sensible). Ley sin excepciones. Una de las guerras políticas de este otoño –que en el Sur seguirá siendo verano hasta finales de noviembre– va a ser la diatriba por el reparto de los dineros regionales, un conflicto cíclico que, igual la sequía, jamás recibe una solución estable, sino que (en el mejor de los casos) se dilata con un remedio temporal. O ni eso. Los Cuadernos del Sur en La Vanguardia.

La mala suerte y la imprudencia

Baltasar Gracián escribe en El arte de la prudencia, uno de los grandes tratados políticos de la literatura española, que la reserva (personal) es «marca de la inteligencia». De ser cierto, y nosotros lo tenemos por indudable, los hechos indican que el consejero de Salud de la Marisma, Jesús Aguirre, es un tipo tan campechano -según sus devotos- como desahogado. Pura dinamita. Tras semanas de cobijar a Magrudis SL, la empresa que ha causado la intoxicación por listeriosis que se ha cobrado ya tres vidas, y animar (a la manera de Fraga) el consumo de productos contaminados -cuando aún no se conocía el alcance del brote-, el singular escudero del Reverendísimo Bonilla sostiene -contra las evidencias- que su gestión es «impecable». […]

Historias soviéticas

Existen vidas tan apasionantes como contradictorias. Anómalas y, sin embargo, coherentes, aunque las apariencias nos las presenten como una sucesión (infinita) de arrepentimientos y vaivenes. Es el caso de la historia de Óscar Pérez Solís (1882-1951), un político, periodista e intelectual criado en los valores republicanos que, exactamente igual que el célebre Fouché, pero sin administrar poder alguno, diríamos que movido por la inquietud personal y la pasión política, ese demonio, transitó durante la primera parte del siglo XX, pongamos que en un país como España, entre los dos grandes totalitarismos de su tiempo: el comunismo ortodoxo y el fascismo cuartelero. Algo realmente asombroso pero que, visto con perspectiva y datos ciertos, no fue ni tan excepcional ni tampoco extraño. […]