El amargo cáliz

España está hecha un Getsemaní. Hay un gobierno, pero no gobierna. Existe un Estado, pero todas sus instituciones, sin excepción, gozan de un profundo descrédito ganado a pulso. La pandemia ha regresado sin haberse ido, la situación económicageneral es devastadora, las administraciones –all of them– no son capaces de asistir a los ciudadanos, abandonados a su suerte. Los viejos se mueren en los asilos y la sanidad y la educación están en pie de guerra; la primera, por falta de medios, y la segunda porque no entiende que no puede continuar funcionando como antes. Con este panorama, importa muy poco el porvenir del cayetanismo –la prueba más evidente de la dislocación del PP–, la moción de censura (inútil) de Vox, […]

Borges, instantes de vida

Borges, el otro, como escribiría con su inteligente ironía el gran escritor argentino, le confesó a Soler Serrano, en una de sus últimas entrevistas crepusculares, que la mañana previa a su encuentro había soñado que se moría y que, en ese instante, al despertar de tan terrible sueño, sintió una inefable felicidad. El entrevistador, descolocado por la confesión, improvisa: “Será porque se trataba de una pesadilla, ¿no?”. Borges niega la mayor y precisa que su alivio procedía de la indudable certeza del sueño, de la presencia de una muerte inminente. Soler Serrano le pide entonces que formule un epitafio, un testamento de urgencia. El escritor argentino responde: “Olvídense de Borges y lean a otros, a mis superiores”. Treinta y cuatro años después […]

Sálvese quien pueda

Una de las agrias certezas que ha instalado entre nosotros la pandemia es que el viejo mundo de las posiciones maximalistas ha muerto. Kaputt. Desde que comenzara esta pesadilla hemos visto, oído y presenciado un sinfín de episodios en los que nuestros próceres proclaman una cosa –categóricamente, por supuesto– y hacen justo la contraria, se enmiendan a sí mismos (negando sus desmentidos) o perjuran no haber dicho jamás lo que momentos antes enunciaron. Si fuéramos piadosos, que es nuestro estado natural, diríamos lo de Billy Wilder: “Nobody´s perfect”. Resulta imposible: los sublimes interruptus son constantes. Tenemos, sin ir más lejos, el ilustrativo caso del Adelantado Marín, envidia de las academias, que estos días decía –en contra de la ley– que […]

Andalucía y su sombra negra

No sólo no se ha conseguido una “gran alianza institucional”, como prometieron los próceres de la gran autonomía del Sur, sino que los puentes, que nunca dejaron de ser virtuales, están rotos. La evolución del coronavirus en Andalucía, además de un reguero de contagios crecientes y miles de afectados que han diluido por completo el absurdo optimismo de la Junta, gobernada por las derechas desde hace año y medio, transparenta la incapacidad de las fuerzas parlamentarias autonómicas para conseguir, más allá de la retórica, un consenso de mínimos que permita enderezar la situación sanitaria y social. Igual que en el resto de España. Los Cuadernos del Sur en La Vanguardia.

La autonomía de los caricatos

A veces en la vida (léase con tono resignado, el propio del que está de vuelta de todo), y por lo general sin querer, antes o después todos rompemos algún corazoncito. Lo decimos en diminutivo porque vivimos en un tiempo en el que ya no existe la sensibilidad, sino sólo los sentimientos desbocados y excesivos del capricho personal. Es probable que se sientan más ofendidos quienes creen que es obligatorio profesar un ridículo orgullo por un hecho tan banal como nacer donde nadie decidió hacerlo, pero eso no nos sorprende: desde que estas crónicas indígenas vieron la luz venimos recibiendo el admirable amor de los que adoran las banderas, aunque no sean más que trapos de colores. Encantados, oigan. El caso […]