El retrato en la galería

El poder político, que entre otros atributos reside en la facultad (otorgada) de administrar el dinero ajeno, aquel que tiene otro dueño y se recauda por la fuerza -de las armas o de la ley-, disfruta, sobre todo en sus comienzos, de los privilegios asociados al dominio. Son muchos, pero pueden resumirse en uno: todo el mundo se acercará a ti en busca de algún beneficio. Este ritual se prolonga en función del tiempo que dure tu ascendente. Y, como sucede en la vida, se nos presenta camuflado tras máscaras sociales: elogios, celebraciones y cantos. Todos, por supuesto, falsos. El principal rasgo de alguien con poder es que nunca está solo, del mismo modo que quien carece de dicha condición […]

Circo sin pan y desgracias sin gracia

El filósofo Francis Bacon, padre del empirismo, decía que “resulta muy difícil hacer compatible la política​ con la moral”. Dada su tendencia a mirar las cosas desde una óptica científica, alejada del pensamiento escolástico, cabe suponer que formuló esta idea a partir de la detenida observación de la realidad, maestra de cualquier filosofía digna del tal nombre. En la Inglaterra de su tiempo, a caballo entre los siglos XVI y XVII, el pensador británico no debía encontrar demasiados ejemplos a mano que permitieran armonizar ambas disciplinas. Ni siquiera el suyo. Bacon aspiraba a ejercer el poder cuando Inglaterra desafiaba la hegemonía española y comenzaba a construir su imperio. En ese instante tormentoso de la Historia, hacer política requería solvencia intelectual –una exigencia […]

Gatsby, el demonio blanco

El arte de la novela, entre otros talentos mayores, exige dominar la inteligente dosificación de los enigmas y poseer una administración creativa de la ambigüedad. En los relatos de ficción debemos desentrañar un misterio que nunca termina de desvelarse por completo. Persiguiendo este objetivo, en el camino, nos topamos con otras cosas. A primera vista no parecen esenciales, pero terminan convirtiéndose en trascendentes. La literatura no es sólo el arte de decir bien. Es, sobre todo, la capacidad de sugerir. La ficción no enseña, muestra; en vez de pontificar, siembra dudas. Entonces es cuando nos atrapa en un universo mágico –rutilante o escabroso– que es una copia exacta del mundo real, hecha con un sinfín de mentiras. Probablemente una de las […]

López Hernández y el realismo mágico

Las instituciones de la República Indígena son ficciones que, igual que las novelas, expresan con portentosa exactitud la realidad. La fábula dice que se trata de organismos democráticos de extracción parlamentaria -el término es pertinente, pues nos cuestan mucho dinero- que ejercen su labor con independencia y en función del interés general. La verdad (verdadera) es que son otra cosa: obscenos abrevaderos de los partidos políticos de la Marisma, que las usan en su propio beneficio y sitúan en sus foros de representación y dirección a sus fieles peones. Pensionadísimos, por supuesto. Es el gran embuste de esta autonomía: nuestros representantes políticos son simples ventrílocuos de sus jefes de escuadra. Todos. Esto es lo que hay. El Bestiarium en El […]

El oasis andaluz

El teatro forma parte del ritual de la política de la misma manera que desde el origen de los tiempos es un reflejo oscuro sobre los vaivenes de la existencia. “El mundo entero es un gran escenario”, escribió Shakespeare. Óscar Wilde coincidía, pero introducía un matiz: “Sin duda lo es, pero el reparto de actores resulta deplorable”. Cómicos mediocres para una obra –a ratos drama, por momentos sainete– que los supera. Así es la política española en estos instantes. Andalucía, por supuesto, no es ninguna excepción, aunque en su caso el libreto de la ópera en cartel –siempre exótica– persiga una catarsis inversa: lograr algo de estabilidad (relativa) en un escenario lleno de incertidumbre, ira y polarización. Las derechas reunidas, que […]