Indultos (con botafumeiro)

Existe una tendencia social, digamos que piadosa, que presume de no desearle el mal a nadie, aunque a diario tan constructivo sentimiento sea objeto de una impugnación íntima constante. Los santos, ya se sabe, no existen. Según esta tesis, cuando una desgracia acontece quien la sufre siempre es una víctima (inocente) y merece ser objeto de una solidaridad infinita. Igual que las medallas y los galardones, que se otorgan sobre todo a los amigos del jurado –como decía burlescamente don Nicanor (Parra)–, e incluso ad maiorem gloriam del sanedrín correspondiente, tal creencia tiene más que ver con la necesidad de quedar bien que con las circunstancias objetivas de esa virtud –tan cristiana– que se llama compasión. En el caso del indulto […]

Dylan, 80 secretos & algo +

Es fascinante ver la capacidad de influencia que Bob Dylan (Duluth, 1941) ejerce desde hace seis décadas en el universo cultural –léase en su sentido más amplio– mediante un método que tiene bastante de singular: el desapego extremo. Radical. Se trata de una costumbre extraña viniendo de un artista popular y millonario desde los veinte años que acaba de vender todas las canciones de su catálogo a Universal Records, su compañía discográfica, gracias a un acuerdo comercial sin precedentes (no por su importe, sino porque de inmediato ha abierto la puerta para que otros autores hagan exactamente lo mismo, estableciendo así el patrón esencial para rentabilizar una obra musical en el universo digital) y al que el dinero, con el […]

Sebastián Pérez, traca y estrambote

Es un lugar común afirmar que en la vida -sobre todo política- nadie es imprescindible. Las relaciones humanas, salvo para los ingenuos, son una convención instrumental que pueden durar años, lustros o décadas, pero cuya extinción es tan simple como apagar una vela con un levísimo soplo de viento. Las organizaciones políticas, que no se sustentan en las ideas, sino en las ambiciones y en los intereses, viven en la paradoja de operar en función de una jerarquía -la que toque- que no respeta la previa, ni tampoco la posterior, porque sólo cree en sí misma. El poder nace cada día. De ahí que la historia de Sebastián Pérez Ortiz (Granada, 1965), histórico dirigente del PP andaluz, muestre de forma […]

El asalto al Quirinale

El poder, por lo general, es una forma de violencia que se ejerce sobre los demás de forma sutil o directa. No hay que explicar mucho al respecto. La política funciona desde hace siglos de esta manera. En las sociedades occidentales llegar a la cumbre, aspiración íntima de cualquier gobernante, implica alzarse sobre la humillación de los otros. El podium donde el ungido recibe la corona de laurel, símbolo de la gloria terrenal, está sostenido sobre las testas doblegadas de sus iguales, que dejan de serlo el día mismo que asumen la nueva jerarquía. Vox ha elegido asaltar el poder institucional en Andalucía dos años y medio después de facilitar un absoluto cambio de era: el fin de la hegemonía socialista […]

La ‘siniestra cabaletta’

No hay nada más hermoso que los nombres (italianos) que describen la galería de los tempos de la música clásica, gracias a los cuales el espíritu, la fuerza, la rotundidad o la delicadeza, incluso la inevitable melancolía, se expresan con un máximo de tres palabras que, en ocasiones, se reducen a un adjetivo, milagroso y exacto, cargado de expresividad. Sirven para todo: enunciar la alegría y llorar la desesperanza, cantar la porfía y anticipar el drama del porvenir. Si tuviéramos que aplicar un calificativo a la situación de la izquierda en la Marisma -léase las marcas electorales que sitúan a este lado del espectro político, aunque sus hechos las desmientan con obstinación- elegiríamos, sin duda, la definición de siniestra cabaletta. Todas […]