Miniaturas británicas

No hay nada más poético para una sensibilidad lánguidamente romántica que los restos de una decadencia civilizada. Esa atmósfera de final de juego. La llegada a la estación término. El aire (perfumado) de la felicidad (perdida) que, gracias al ejercicio sostenido de la idealización, termina confundiendo las vivencias privadas con los tesoros patrimoniales. Es lógico: cada uno de nosotros, tenderos o reyes, sólo contamos con ese trecho escaso de experiencia que llamamos la vida. Siendo pasajera, aunque la diosa Fortuna y la madrastra Contención la prolonguen –si hay suerte, durante décadas–, resulta natural, y hasta pertinente, que los instantes netos de felicidad se amplifiquen. Es una forma de compartir sin esfuerzo, aunque no se libre –según sea el auditorio– de […]

Viaje a la Arcadia

En una campaña electoral, que ya es el único calendario que rige la política en la Marisma, todo es posible. Hasta proponer, con inaudito entusiasmo, el retorno colectivo a las cavernas. Que el campo está de moda –en las ciudades– es uno de los espejismos del nuevo paradigma digital, que promete una felicidad con pantallas pero trae más precariedad, dualización social y la apoteosis absoluta de la ignorancia. Nuestros próceres, a falta de ideas, huérfanos de capacidad de gestión, han abrazado este catecismo de las utopías arcaicas con devoción. Fíjense en el Reverendísimo. Esta semana se alargó a Bruselas –en vuelo low-cost de Ryanair, no vaya a decir la leal oposición que es amigo de dispendios– para exigir a las […]

Toscano y el Rey Lear

“Tan gloriosa es una bella retirada como una gallarda acometida”. Gracián, maestro en el arte de las paradojas, elogiaba con estas palabras esa extraña costumbre –tan escasa en política– de saber cuándo debe irse uno de un sitio, sea trono, ministerio, magistratura o una humilde concejalía. El tiempo nos alcanza a todos y, desde Roma, la función capital de los mejores siervos –sobre todo si los señores tienden al endiosamiento– es pronunciar el sagrado conjuro del memento mori. A la generación de los socialistas históricos en Andalucía –una quinta que siempre ha caminado impulsada por el generoso viento de la historia reciente– no le gusta, en general, que nadie le recuerde que la vida, y sobre todo el triunfo, es […]

Las maravillas del retablo

Uno de los lugares comunes de la propaganda política sostiene que una mentira repetida mil veces termina indefectiblemente convirtiéndose en verdad. Para que ocurra, sin embargo, es necesario que los estafados -en este caso, los electores- no tengan noción alguna, o una impresión vaga, de la materia particular sobre la que se construye el engaño. Cuando existe un conocimiento de primera mano, la sabiduría que parte de la experiencia, la fórmula de Goebbels se invierte y el remedio resulta ser peor que la enfermedad. En esta espiral parece haber caído el Quirinale a unos meses del adelanto electoral. Cada vez que el Reverendísimo o Aguirre, el consejero simpaticón, afirman en público que la sanidad indígena se encuentra en una situación […]

Nosotros, los dinosaurios

El término es ancestral, pero su significado nunca deja de ser contemporáneo. Es lo propio de los conceptos universales: son ecuménicos. Los antiguos griegos denominaban katastrophe al suceso, en general inesperado, que produce daño, destrucción y quebranto. La palabra se usaba también para expresar lo que ahora conocemos como desencanto: la intensa sensación de tristeza lánguida que provoca el derrumbe súbito de toda esperanza, el deterioro de las propias expectativas, la pertinaz melancolía estéril de los sueños imposibles. No cabe duda  de que estamos inmersos en este trance: una espiral de calamidades sucesivas –el rasgo que identifica esta nueva era Covid–, además de la pandemia y el deterioro de la economía, las muertes y los contagios, nos planta delante de […]