Andalucía y el diálogo Sánchez-Torra

El puzzle territorial, que de una manera u otra viene condicionando la política española desde la restauración de la democracia, se complicará todavía un poco más en los próximos meses. A las reivindicaciones del independentismo, que Pedro Sánchez pretende encauzar hacia una vía –la del diálogo– que si fructifica puede implicar a medio plazo reformas de calado en el mapa autonómico y, previsiblemente también una contestación y hasta un proceso de emulación por parte de otras comunidades, se suma un factor que hasta ahora nunca se había producido: Andalucía, la región más poblada de España, una “nacionalidad histórica”, según su Estatuto, va a ser gobernada por primera vez por una coalición liberal-conservadora (Cs-PP) que necesita el apoyo de Vox para alcanzar mayorías parlamentarias estables.

Los Cuadernos del Sur en La Vanguardia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.