AVE a Granada, juez con coartada

Fue el Reyno postrero de las Españas. Y es la última provincia de toda la Marisma que ha estrenado un tren de alta velocidad que, a juicio de algunos, no responde a su nombre porque su aceleración es más bien de camello. Los nazaríes, tras veinte largos años de espera, incluidos diez de obras y cuatro de desconexión ferroviaria, tienen ya el AVE más lento del orbe, una lanzadera entre Madrid y la Alhambra que ayer discurría por los túneles de Loja a menos de 40 kilómetros por hora, sin rebasar los 200 en los tramos ordinarios. Una maravilla que, sin embargo, festejan las portadas de los pesebristas y todos nuestros próceres. Por ejemplo: el exalcalde de Jun, ahora diputado en Cortes, ejercía sin freno su condición de dinamizador sanchista: «Granada se reconecta al siglo XXI. Nunca antes un presidente del Gobierno nos había visitado tantas veces. Gracias por luchar por nuestra tierra», decía.

Las Crónicas Indígenas en El Mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.