Carmen Mola y la venganza de los ‘señoros’

El fallo del Planeta (pueden ustedes leer la frase, queridos indígenas, en el sentido literal del término) me cogió escuchando Via con me de Paolo Conte. “It’s wonderful, it’s wonderful, it’s wonderful!”. Una pieza musical sofisticada, burlesca, inequívocamente cómica. Ideal para un momentum de tantísima trascendencia. Sólo presenta un inconveniente: la canta –y la toca– un hombre blanco, heterosexual, de educación latina (del Piamonte; si fuera del Mezzogiorno sería peor) y con bigote. Asómbrense: todavía quedan dinosaurios de la vida que gastan baffi. Carmen Mola era viral antes de que terminase la tarantela. Incluso con anterioridad a que se revelase el misterio. Una tradición de la casa Planeta, que, además de pagar molto bene, acostumbra a teatralizar, con la complicidad del auditorio, lo que deciden sus ejecutivos. Por supuesto, la literatura no tiene nada que ver con el galardón mejor dotado –disculpen de nuevo vulgaridad– de la industria editorial en español. Pensar otra cosa distinta sería como creer que la república catalana existe: una perfecta idiotez.

Los Aguafuertes en Crónica Global.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.