Catedráticos, cesantías y topos

El idealismo, que es esa ingenuidad pasajera que hace que algunos se metan en política, suele terminar en el materialismo más obsceno y ramplón. El amor por la plata -léase en términos metafóricos- es uno de los vicios más antiguos que existen. Diríamos que no hay otro igual. Lo confirma la historia y lo demuestra el cambio (de cromos) que vivimos en la Marisma. El tripartito PP-Cs-Vox ha empezado a nombrar a sus huestes para este nuevo tiempo que ya veremos si es distinto o se queda en una réplica -algo más aseada- del anterior. El proceso no está siendo sencillo: son muchos los aspirantes y escasos los asientos pensionados. Y, como es costumbre secular en el Mediodía, el personal con capacidad de publicar en el BOJA, ese libro de los talentos y las desgracias, tira del cuñadismo, esa gran institución indígena.

Las Crónicas Indígenas en El Mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.