Picardo, ‘King of Gibraltar’

Los historiadores cuentan que cuando Franco ganó la Guerra Civil a sangre y fuego, como dejó establecido para siempre Manuel Chaves Nogales, entre 5.000 y 8.000 personas cruzaron desesperadas la verja de Gibraltar -construida por los británicos en 1909- huyendo del régimen militar que, con la pertinaz ayuda de la iglesia, convertiría España durante cuarenta años en un inmenso cuartel. Entre esos exiliados, más bien repentinos, caminaba con 17 años cumplidos una niña republicana de Los Barrios (Cádiz) cuyo nieto terminaría presidiendo el gobierno colonial de la Roca. Ese hombre es Fabian Raymond Picardo (Gibraltar, 1972), el abogado que lidera del Partido Laborista en la Liliput del Estrecho y que, como premier, ha negociado con el Gobierno español un singular […]

Lledó, el sabio de la diáspora

Que a Emilio Lledó (Sevilla, 1927) le den un premio ha dejado de ser una novedad. Los tiene todos. O, al menos, los más prestigiosos en el campo (infinito) de las Humanidades, que son las ciencias que nos explican y que, asombrosamente, los sucesivos gobiernos -da igual su signo político- arrinconan cada día en los planes de estudios y las academias, al paso que favorecen el imperio (doctrinario) de los Estudios Culturales, donde el sentido crítico -el cimiento de cualquier educación digna de tal nombre- se sustituye por el dogmatismo de los ofendidos profesionales. Toda la trayectoria intelectual de Lledó, que desmiente el cruel oxímoron del pensador sevillano, y que esta semana ha recibido la Medalla de Oro al Mérito […]

Camarón, el oro del mito

En la Marisma tenemos la costumbre (ancestral) de confundir lo particular con lo comunal. Pensamos que lo estrictamente privado es -o debería ser- público, que no es exactamente lo que pertenece a todos, sino la categoría funcional que asignamos a bienes supuestamente colectivos que administran, no siempre con acierto, las administraciones. El fenómeno, uno de los pilares secretos de la tradición indígena, es corriente en política, donde los gobernantes usan las instituciones como si fueran la extensión de su patrimonio personal o el mayorazgo de sus respectivas familias. Últimamente se ha trasladado al ámbito de la religiosidad popular -convertida así en un materialismo de incienso– y la cultura. El Bestiarium en El Mundo.

Espadas, el ‘quietista’

Para un sevillano (sin entusiasmo), que durante dos años no se vaya a celebrar la Semana Santa ni tampoco la Feria no deja de ser una extraña bendición. Un alivio en este ancestral valle de pesadas lágrimas (costumbristas) que es la Marisma. Entiéndanos bien: por descontado, compadecemos a los damnificados por la noticia, de los que nos apiadamos y les enviamos un sentido pésame que pueden modular a su gusto. Entre ellos está el alcalde de la capital de Andalucía, Juan Espadas, Il Quietista, que en esta ocasión no ha exigido (como hizo antes de la primera ola) una llamada al más alto nivel de la OMS -Sevilla, el mejor cahíz de la Tierra (o quizás no tanto) no se […]

Montero y su idiolecto

No hay nada más divertido que exportar (al exterior, como reza el lenguaje oficial de la autonomía) a algunos de los personajes públicos de la Marisma para que todo el mundo descubra el talento que tenemos en la República Indígena. Eso es así. Ha ocurrido siempre. No es nuevo. Nada más pasar Despeñaperros -en dirección a Madrid- la amplificación mesetaria obra el milagro de que a otros les parezca deslumbrante lo que para nosotros es cuestión sabida. Véase el caso de Montero (María Iesu), ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, que se ha hecho famosa entre otras cosas (no cuesta nada ser piadosos) por su singular uso del lenguaje. Ella, orgullosa, argumenta que se expresa «en andaluz». El problema de […]