Sortilegio y paradoja de la máscara

“Dad una máscara al cualquier hombre y os dirá la verdad”, escribió, en uno de esos magníficos arrebatos de sabia impertinencia, Oscar Wilde, señor de la ironía impía. La frase parece una frivolidad, pero de algún modo condensa la historia íntegra de la sociología, esa disciplina que estudia los comportamientos colectivos creyendo que, en el fondo, todos continuamos siendo un rebaño. A juzgar por la efectividad que ha tenido la orden de volver a usar mascarilla, no cabe duda. Lo somos. Apocalípticos aparte, entre los que figuramos, la mayoría ha vuelto, sin entusiasmo pero resignada, a la molesta costumbre del bozal. Se tapa así con una mentira –las mascarillas previenen pero no protegen por completo, igual que las vacunas son profilaxis […]

El populismo de la sexta ola

En algún momento, cuando esta pandemia haya pasado –si es que pasa–, y la pesadilla se convierta en un mal recuerdo, convendría preguntarse los motivos por los que en España el juicio de un científico, un médico o un virólogo vale exactamente lo mismo, e incluso menos, que la opinión de un hostelero o del presidente del gobierno. Entre ambas existen notables diferencias. La primera, en general, obedece al contraste de datos, parte de un análisis lógico y se guía por una cierta noción del interés general –ese unicornio político– que, aunque pueda no ser exacta, acostumbra a ser compartida. La segunda, en cambio, tiende a ser parcial e interesada. Incluso fenicia. Depende de la caja registradora o de las […]

Servet en Canet de Mar

El problema, al fin y al cabo, es simple. Se resume en una palabra: principios. Para sobrevivir en el interior de la placenta de cualquier tribu, da igual si ésta es familiar, étnica o ficticia, que es el caso que nos ocupa, las convicciones estorban y las creencias íntimas molestan. Si además se pretende conservar el respeto (sincero) de los demás o prosperar, directamente ofenden. La ley marcial de la unanimidad (obligatoria) prescribe en estos supuestos que lo conveniente es dejar a un lado las ideas propias para abrazar –con entusiasmo y rodeado de un hermoso océano de banderitas– los dogmas de nuestros (el posesivo es indispensable) sumos sacerdotes, los infalibles custodios de los primitivos arcanos de la Santa Comunidad. […]

Los bárbaros en la Catedral

Antonio Núñez de Herrera, insigne escritor desconocido, un extremeño afincado en el sur, rescatado del olvido amarillo de las hemerotecas y las viejas librerías de lance gracias a la investigación meticulosa y honrada del periodista José María Rondón y el historiador César Rina, que han editado su opera omnia para El Paseo –el falansterio editorial del gran David González Romero–, se lamentaba, 15 días antes de morir, de que su único libro –Mito y Realidad de la Semana Santa, que no trata de los desfiles religiosos del Mediodía sevillano, sino del ánimo inconsciente que conduce a toda una ciudad hacia su particular delirio, visto a través de los cristales deformantes del mejor vanguardismo– no hubiera recibido atención en la prensa […]

Las gentiles

Las definiciones vitales más exactas son aquellas que incluyen una cierta dosis de crueldad. Quizás sea porque, como escribió Lorca, “la vida no es noble, ni buena, ni sagrada”. Los psicólogos describen la adolescencia como una edad de tránsito –¿acaso no lo son todas?– entre la niñez y la madurez (relativa). Un periodo que, desde el punto de vista teórico, vendría a durar casi una década. Durante este tiempo los hijos se distancian anímicamente de sus padres para empezar a ser ellos mismos. Sustituyen a sus progenitores –sin excesiva piedad– por sus iguales, en los que buscan, a veces desesperadamente, un cierto grado de integración y aceptación social. La familia se transforma entonces en una prisión metafórica. Y hacerse mayor se […]