Delirios sin prudencia

Los filósofos clásicos creían que la virtud residía en el término medio, una idea condensada en el concepto del aurea mediocritas que, con frecuencia, se confunde con la equidistancia y el relativismo. Nada que ver: la verdadera sabiduría consiste en evitar los excesos, no en ignorar la realidad. En ser recto en lugar de ciego. Los escritos del juicio por el golpe de Estado en Cataluña, que a unos les parecen excesivos y a otros ofensivos, son básicamente un baño de realidad que devuelven a los independentistas al territorio del prosaísmo y, al mismo tiempo, muestran cómo el Gobierno está dispuesto a mentir para prolongar una interinidad política que desmiente las promesas esenciales de la investidura de Sánchez I. Ni hay estabilidad […]

Los llameantes de Manresa

La gran farsa catalanufa cumple un año de su momento más sublime –aquella declaración de independencia interruptus— y también de su colisión frontal contra la pared, que en una democracia –aunque sea imperfecta y bastante mediocre– como la española, siempre es la ley. O debería serlo. Los independentistas, que tienen una habilidad admirable para mudar de piel sin cambiar de tema –uno de los signos de los fanáticos, según Churchill–, lo celebran con la puesta de largo de la Crida por la República, el nuevo invento de Puigdemont, Colomines y Cía para reactivar (a su favor) la distopía soberanista. Ese paraíso imaginario en el que sólo pueden confiar los ciegos, los ingenuos o los que viven (estupendamente) del negocio de la confrontación […]

Orgullosos & ofendidos

La política española, que es un juego de trileros pagado con el dinero de nuestros impuestos, es un caso perdido. No tiene remedio. Hace unos días, en plena precampaña electoral en Andalucía, donde en diciembre tenemos convocado un plebiscito peronista, la presidenta de la Junta, Susana Díaz, agitaba –con manifiesta felicidad– el señuelo del agravio cósmico, ese eterno victimismo meridional, transmutado en un orgullo estúpido que no se diferencia en exceso del histórico chantaje sentimental al que nos tienen acostumbrados los nacionalistas y los independentistas, y que tan excelentes réditos electorales ha dado históricamente al PSOE andaluz. Los Aguafuertes del lunes el Crónica Global.

Peronismo (o cambio) en Andalucía

Serán en diciembre, mes lunar. La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha hecho finalmente uso de la prerrogativa estatutaria que reproduce la tradición de los antiguos monarcas absolutistas, a pesar de toda la literatura jurídica posterior, que considera el privilegio unipersonal de disolver las cámaras parlamentarias por decreto como un contrapeso frente al poder legislativo. Como se esperaba hace seis meses, ha convocado autonómicas en el Sur antes de lo previsto. Se trata de la segunda legislatura abortada por la Reina de la Marisma después de que hace tres años despidiera de su gobierno a Izquierda Unida, con cuyos votos fue investida por vez primera –hace ahora un lustro– y el PSOE consiguió conservar el poder a pesar […]

El golpe primitivo

Los grandes aniversarios, además de autocomplacientes, son proclives a desmentir a sus propios organizadores. Ocurre en las celebraciones familiares y también con las efemérides políticas. El desafío independentista a la democracia española, que aunque insatisfactoria es mejor a cualquier distopía tribal conducida por los CDR, los célebres escuadrones del neofascismo catalanufo, recibió en su día desde distintas tribunas la denominación –feliz-de golpismo posmoderno, una expresión que Daniel Gascón, coordinador de la revista Letras Libres en España, convirtió en el título de un ensayo publicado por la siempre alerta editorial Debate. Los Aguafuertes del lunes en Crónica Global.