La caja de cerillas

El nacionalismo, cualquiera que sea su máscara, se basa en la sensación compartida de sufrir una afrenta, por lo general inexistente. Da lo mismo si procede de Cataluña, Euskadi, Galicia, Madrid, el famoso rompeolas de todas las Españas; o Andalucía, encerrada en su bucle de perpetuas deudas históricas. Es irrelevante: cualquiera de sus variantes proyecta un discurso (interesado) basado en el victimismo. No existe ningún nacionalista, sea nórdico o meridional, que no afirme sentirse ofendido –aunque la ofensa sea pura ficción– y, en consecuencia, pregone la idea de que merece una compensación, un trato de favor, un régimen jurídico singular con independencia de si éste se basa en un hecho diferencial o en un derecho particular. Todos estos llantos terminan con […]

Las lágrimas de los cocodrilos

El pulso del nacionalismo contra la democracia española, que aunque imperfecta es la única que por ahora tenemos, ha provocado, como era previsible, un interminable carrusel de antiguos altos cargos autonómicos acudiendo a los juzgados para explicar ante un juez lo que todos hemos visto (varias veces) en directo: la comisión de (supuestos) delitos contra el ordenamiento constitucional. Han desfilado todos menos Puigdemont, huido a Bruselas en busca de la enésima internacionalización de un conflicto que no existe –ni existirá– porque no estamos ante un litigio político, sino frente al capricho de determinadas élites de apropiarse de lo que nos pertenece a todos: la cultura y los haberes de la Cataluña plural. El saldo de esta aventura está siendo magro; los […]

Podemos, la brújula rota

La fuerza, dejó dicho Conrad, es sólo un accidente cuya causa (pasajera) es la debilidad ajena. Antes o después, se agota. La cita parece exacta para describir el devenir político de Podemos, similar al de una montaña rusa cuya cumbre sólo es el preámbulo de una violenta caída potencialmente mortal. El posicionamiento de los antiguos jacobinos morados en la guerra avivada por los nacionalistas para desequilibrar la democracia española va camino de terminar acelerando el despeñamiento progresivo de su proyecto, que se inicia tras el pacto con IU, desaparecida ya del mapa político, y se consuma algo después en Vistalegre II. El partido de Iglesias y Cía, que comenzó siendo la suma inteligente de distintas minorías sociales con vocación hegemónica, […]

La revuelta de los cobardes

Los gudaris catalanufos, unidos por sus miedos y frustraciones en la coalición Junts pel Sí, proclamaron finalmente, después de un mar de dudas, avances, retrocesos y negociaciones fenicias para que los demás incurrieran en su mismo pecado, que consiste en pretender legislar fueros (imperiales) sin respetar las leyes realmente vigentes, su república imaginaria en una asamblea con mucho terciopelo rojo y la mitad de los escaños vacíos. Ellos cantaron el himno patriótico, contaminado quizás para siempre por su obscena utilización partidaria, en una sala noble. En la calle algunos fanáticos del prusés lo festejaron con cava y gritos de Visca Catalunya, como si hubieran conseguido la copa rota de un torneo de fútbol. Hasta TVE, controlada por Rajoy, hablaba de “un […]

El fin es el principio

La democracia representativa se basa en un acuerdo mediante el cual los ciudadanos delegan sus derechos políticos en los diputados electos de un parlamento, donde mayorías y minorías conviven de acuerdo al marco legal. Éstas son las reglas de la democracia formal. Lo que está sucediendo desde hace ya cinco largos años en Cataluña es la perversión interesada de este modelo: sus representantes han decidido dejar de respetar la ley e imponer unilateralmente un sistema de poder paralelo, autoritario y sin contrapesos cuya legitimidad ya no es jurídica, sino directamente marcial; basada en la agitación temeraria de la calle. Igual que en los peores tiempos de los totalitarismos fanáticos, cuando los caudillos se apoyaban, siempre a posteriori, en las hordas […]