Cinco (tristes) tigres

Las elecciones del 19J en la Marisma, junto a la absolutísima del Reverendísimo, cuya mayor preocupación en estos instantes es elegir a su primus inter pares, tarea delicada porque tal designación puede ser leída en clave sucesoria, aunque en principio sea a largo plazo, han dejado tres certezas, tres. Primera: el mejor dique de contención frente a los ultramontani no es el antagonismo, sino la distancia inteligente, una virtud que no practican los escuadrones católicos de Vox. Segunda: el PSOE indígena necesita refundarse desde los cimientos; la estructura heredada apenas si se sostiene (electoralmente) en pie y no va a servir para volver al Quirinale. Andlast but not least: el bloque progresista, ese animal mitológico que debía habitar a la izquierda de los socialistas, ni es bloque (unitario) ni avanza. Retrocede.

Las Crónicas Indígenas en El Mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.