Delirios sin prudencia

Los filósofos clásicos creían que la virtud residía en el término medio, una idea condensada en el concepto del aurea mediocritas que, con frecuencia, se confunde con la equidistancia y el relativismo. Nada que ver: la verdadera sabiduría consiste en evitar los excesos, no en ignorar la realidad. En ser recto en lugar de ciego. Los escritos del juicio por el golpe de Estado en Cataluña, que a unos les parecen excesivos y a otros ofensivos, son básicamente un baño de realidad que devuelven a los independentistas al territorio del prosaísmo y, al mismo tiempo, muestran cómo el Gobierno está dispuesto a mentir para prolongar una interinidad política que desmiente las promesas esenciales de la investidura de Sánchez I. Ni hay estabilidad ni las cosas se han serenado. Son motivos más que suficientes para convocar elecciones.

Los Aguafuertes del lunes en Crónica Global.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.