Díganselo con fresas

El negro porvenir de los socialistas en la Marisma, esa coalición de tribus belicosas que nos ha gobernado –laus Deo– más de tres décadas y media, hasta que el susanato rindió la fortaleza del Quirinale, es como una película de suspense (sin suspense). Todos –actores y espectadores– conocen de antemano el desenlace, pero simulan ignorarlo y repiten, de forma recurrente, un papel que ni ellos mismos se creen. Si les dijéramos que esta historia ha superado con holgura la extensión de los antiguos folletines -los novelones por entregas que se publicaban como faldones en los insignes diarios decimonónicos- nos dirían que exageramos. Pero no: el futuro del PSOE indígena es un culebrón (rociero) cuyo principio es también su final, un bucle mental cuyo único argumento es material. De esto trata la vaina.

Las Crónicas Indígenas en El Mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.