El eclipse susánida

Las elecciones andaluzas van a ser como un eclipse lunar. Si los sondeos no fallan, la Tierra (Andalucía) se interpondrá dentro de unas horas entre su satélite (Susana Díaz) y el Sol (las urnas), oscureciendo una luz que nunca ha sido propia, sino reflejada. El 2D está destinado a convertirse en la sombra (creciente) de la hegemonía del PSOE en el Sur, que dura 36 años. Con independencia de los resultados, esta cita electoral de invierno hace honor a la frase de Churchill: “Esto no es el final. No es siquiera el principio del fin. Pero quizás sea el final del principio”. ¿De qué exactamente? De un ocaso político que no va a ser inmediato, ni súbito, pero sí parece irremediable. Y que se inició, igual que sucede con los condicionantes del tiempo y las leyes de la biología, mucho antes de que el organismo afectado note su presencia.

Los Cuadernos del Sur en La Vanguardia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.