El infierno son los otros

Agustín de Hipona, convertido en santo por la Iglesia después de una vida licenciosa, definió la soberbia como una hinchazón que pasa por grandeza, sin serlo, y que tiene todos los síntomas de una enfermedad del espíritu. A juzgar por los resultados electorales, los andaluces han decidido que Susana Díaz, la candidata del PSOE, debe recibir tratamiento contra un mal del que ha dado muestras sobradas, las más recientes televisivas.

Las Crónicas Indígenas del lunes en El Mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.