El Reverendísimo ‘avant-garde’

La ignorancia es una de las fuentes más fiables para alcanzar ese punto exacto de delirio que conduce al desastre. Si el Reverendísimo Bonilla hubiera pensado dos veces -o le hubieran hecho pensar, cosa aún más difícil- cómo afrontar el escándalo de la intoxicación por listeria quizás no hubiera recurrido a esa desgraciada comparación entre la Junta (que dirige) y las vanguardias para justificar la gestión de su gobierno en esta epidemia que ha alterado el plácido verano oficial y ha adelantado el inicio del curso político. Cualquiera medianamente formado hubiera desaconsejado tal símil, advirtiendo además del riesgo de caer en el ridículo. Pero nadie abrió la boca. Y el Reverendísimo se metió solito en un jardín (sin salida).

Las Crónicas Indígenas en El Mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.