Heredia, el desahogado

La sinceridad debería ser un mérito en política. Pero, como vivimos en una sociedad esencialmente hipócrita, se valora como un defecto. Claro que una cosa es ser franco y otra, distinta, es convertirse en un perfecto desahogado. Miguel Ángel Heredia, jefe de los socialistas malagueños, encaja a la perfección dentro de este último grupo: no es que diga lo que piensa, que sería lo honesto, es que no piensa demasiado lo que dice. La cosa es peor. Aunque también tiene sus ventajas: probablemente esta circunstancia explique su condición de comisario del peronismo rociero© en el grupo del PSOE en el Congreso.

Los Aguafuertes del lunes en Crónica Global.

One thought on “Heredia, el desahogado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *