La Andalucía levítica de Queipo

“Hoy la Falange no es nada ni cuenta para nada. Ya ha cumplido su misión de asesinar a los españoles. Los déspotas le han dado el puntapié, que ha recibido con mansedumbre”. Antonio Bahamonde Sánchez de Castro, jefe de Propaganda de Queipo de Llano hasta comienzos de 1938, describe así el desenlace de la guerra de desconfianzas mutuas entre los distintos bandos que participaron en la sublevación militar en Andalucía en julio de 1936. Su testimonio, recogido en un libro mítico –Un año con Queipo(Renacimiento, 2005)–, se considera uno de los relatos más reveladores de cómo sucedió exactamente el alzamiento en el Sur de España, aunque para el bando vencedor, en el que militase su autor, estas memorias desde dentro de la tragedia suponen un acto de traición, además de denotar la nula idea de libertad que profesaban los leales a Franco, para los que ser neutral, o pensar con autonomía en vez de obedecer, merecía directamente la muerte. Un pasaporte directo al paredón.

Los Cuadernos del Sur en La Vanguardia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.