La burocracia con púrpura

Parece que ayer –léase a la manera de Fray Luis de León– rompimos algún corazoncito con nuestra disertación, al modo burlesco, sobre los catedráticos que están deseando formar parte del tripartito andaluz por bendición digital, que no representativa. Comprenderán ustedes, dilectos indígenas, que el efecto de nuestras humildes palabras nos sorprenda y, al mismo, nos maraville. Básicamente porque la reacción -con Vox este concepto vuelve a estar de moda- confirma nuestra tesis: la autocrítica y algunos académicos (que desean el cariño social más que un cofrade un aplauso el día del pregón) no se llevan bien. Pero debemos comprenderlos: estamos en lo que un histórico prócer socialista, cuya inteligencia supera en años luz a la de los nietos que heredaron el imperio de sus mayores, para terminar arruinándolo, llama “los días de pasión”. Esto es: la semana de las cábalas y los nombramientos.

Las Crónicas Indígenas en El Mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.