La muerte en el supermercado

Los veranos de la Marisma, secos, rotundos y crueles, nunca pierden su condición atávica aunque el calendario nos sitúe (a todos) en la incierta hora del presente. Mientras los romeros de estío pasean a su virgen sagrada por las arenas infernales de Huelva, replicando la estampa ancestral de los pueblos primitivos, gobernados por la ley de la costumbre y el mito agrario, el gobierno del cambio (léase escabeche) se enfrenta a su primera crisis social de gran alcance. El brote de listeriosis -una infección alimentaria causada por una bacteria- se ha cobrado su primera víctima mortal en Andalucía -una anciana cuyo cerebro no ha podido resistir la inflamación vírica- y mantiene en estado de alerta a la población. Hay más de cien personas afectadas, la mitad hospitalizadas, entre ellas mujeres embarazadas con riesgo de aborto.

Las Crónicas Indígenas en El Mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.