La ‘omertá’ turística

Una de las cualidades -admirables, por supuesto- de los políticos de la República Indígena, nuestros incomprendidos demóstenes, que velan por nuestro bien (siempre después del suyo), es su facilidad de palabra y su proverbial tendencia a lo superlativo. Pueden ustedes apreciarlo en la propaganda publicada: en Andalucía no se hacen operaciones en los hospitales, se “desarrolla una técnica quirúrgica pionera”; no se solucionan los problemas comunes; “se impulsa un plan estratégico”; no se ayuda a los pobres, se “optimizan los recursos asistenciales para la población en riesgo de vulnerabilidad social”; no se talan los árboles, se “apean en función de una diagnosis técnica”. Y todo en este plan.

La Noria del miércoles en elmundo.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *