La política que viene

Andalucía se ha convertido en el laboratorio de la política nacional. Básicamente, por ser la región con más población de España. Y en buena medida porque su autonomía –considerada «histórica» según su Estatuto, lo que la sitúa en igualdad de condiciones con la catalana, la vasca o la gallega– cuenta con suficiente peso político (potencial) para condicionar el debate territorial. También por un hecho indiscutible: en el sur es donde ha comenzado el nuevo ciclo político que a lo largo de 2019 reconfigurará el mapa de poder que saldrá de las elecciones locales, autonómicas, europeas y, quizás, estatales.

Un análisis para Crónica Global.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.