La propaganda violeta

Simone de Beauvoir, que era mujer, escritora y feminista, decía que la igualdad es tanto una forma de vida individual como una lucha colectiva. Ambas cosas deben estar equilibradas. El susanato, cuyo rostro bifronte representa las dos caras del peronismo rociero, una bondadosa y otra siniestra, otorga sin embargo mucha más relevancia a la propaganda interesada que a la política con mayúsculas. La Querida Presidenta ha aprovechado el Día de la Mujer (Mundial) para vendernos una nueva ley de igualdad que no es nueva. Un trampantojo partidario que tiene tanto que ver con el 8M como con las encuestas electorales que la Reina de la Marisma manipula a su favor en estos tiempos calamitosos.

Las Crónicas Indígenas del sábado en El Mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.