La ‘siniestra cabaletta’

No hay nada más hermoso que los nombres (italianos) que describen la galería de los tempos de la música clásica, gracias a los cuales el espíritu, la fuerza, la rotundidad o la delicadeza, incluso la inevitable melancolía, se expresan con un máximo de tres palabras que, en ocasiones, se reducen a un adjetivo, milagroso y exacto, cargado de expresividad. Sirven para todo: enunciar la alegría y llorar la desesperanza, cantar la porfía y anticipar el drama del porvenir. Si tuviéramos que aplicar un calificativo a la situación de la izquierda en la Marisma -léase las marcas electorales que sitúan a este lado del espectro político, aunque sus hechos las desmientan con obstinación- elegiríamos, sin duda, la definición de siniestra cabaletta. Todas las candidaturas -reales y potenciales- de tal condición se encuentran en precario, pero en lugar de entonar una humilde endecha nos prometen  extraordinarias sinfonías. ¡Ah, la grandeur!

Las Crónicas Indígenas en El Mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.