Parábola del Quirinale

El Museo del Prado atesora una excelente colección de retratos dedicada a los antiguos profetas bíblicos. Entre ellos destaca un óleo sobre lienzo de San Elías. La pintura, de autor anónimo, es coetánea a la Guerra de Sucesión (1701-1714), justo cuando la dinastía de los Habsburgo se extingue –a causa de la hemofilia monárquica– y le sucede la estirpe de los borbones. La coincidencia temporal entre ambos hechos, en principio azarosos, arroja luz sobre la incógnita de cómo va a afectar el alzamiento (colectivo) de los barones del PP contra Génova al incierto tablero de la política en Andalucía, inmersa desde hace meses en un tiempo de vísperas electorales que el Quirinale ansía dilatar hasta finales de año. Las élites conservadoras en Andalucía, tras guardar un clamoroso silencio entre bambalinas, tomaron partido, no sin cierto vértigo, en favor de la entronización del hombre fuerte –Alberto Núñez Feijóo– antes de que sus militantes pudieran pronunciarse. ¿Democracia? ¿Para qué? El movimiento –táctico, con sordina, aterciopeladamente violento– permitirá a Juan Manuel Moreno Bonilla situarse sólidamente en el nuevo puente de mando de Génova. Caza mayor.

Los Cuadernos del Sur en La Vanguardia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.