Política nórdica, cortijos indígenas

Lo diremos a la manera del rey emérito: “Nos llena de orgullo y satisfacción” ver a la líder de Adelante Marismeños, la Violeta Rodríguez, pareja (política) del Argonauta Maíllo, reclamar, en la entrevista que le ha hecho Silvia Moreno en EL MUNDO, que el escenario político que salga de las elecciones sea más “nórdico” que indígena. Aplaudiríamos hasta hacernos sangre si no fuera por una duda: ¿Es posible que un indígena se convierta en nórdico? Si pudiéramos haríamos una encuesta, pero, como comprenderán, queridísimos indígenas, el periodismo ya no permite estas alegrías, así que recurriremos al sistema filosófico. Básicamente: darle vueltas a la noria hasta que brote agua.

Las Crónicas Indígenas del sábado en El Mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.