¡Son las expectativas, estúpido!

En política se puede ganar, perder o empatar. Lo extraordinario es hacer las tres cosas al tiempo. Camino de lograr semejante gesta está Mr. Concordia (Moreno Bonilla), que desde el debate en Canal Sur ya no tiene la cara de optimismo de siempre. Sonreír, sonríe todavía: es un profesional de las relaciones públicas que lo mismo te vende un seguro que te aguanta una letra sin pagar. Pero en su interior algo se ha roto. El 19J esconde una mise en abyme: una fábula dentro de un cuento. El jefe del PP puede perder ganando o empatar perdiendo. Lo que no parece muy factible es que este domingo gane con holgura. Lo denota, indiscreta, su dicción: hasta ahora decía que necesitaba gobernar solo para consolidar el cambio (sin cambio). Desde comienzos de esta semana ha empezado a decirlo de otra manera. Ayer, en Granada, inmerso en un mar de selfies, prometía ayudas para familias, pymes y empresas: “Andalucía puede perder el tiempo si tiene un gobierno con las manos atadas”. La enunciación en positivo –“quiero gobernar solo”ha cedido su espacio a otra nada optimista: “No podemos estar condicionados por otros partidos”. Entre ambas se resume el tránsito de esta campaña electoral a la que le quedan 48 horas. 

Los Cuadernos del Sur en La Vanguardia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.