Susana Díaz ya no da miedo (a nadie)

En sus Naufragios y Comentarios, Álvar Núñez Cabeza de Vaca, conquistador jerezano que anduvo literalmente perdido por el Norte de las Indias, describe, con la parataxis característica de la literatura del Siglo de Oro, el instante en el que la Mar Océana se pone brava y, para evitar ser tragados por la tempestad, los hombres de su expedición tienen que abrazarse los unos a los otros con el fin de resistir el viento de la desgracia. Algo similar le sucede tras el 2D al PSOE en Andalucía. Los susánidas, consumada la tormenta que los ha sacado de la Junta, se conjuran entre ellos para no ser expulsados de la cubierta de un barco que hace aguas. La búsqueda de la unidad es una reacción natural en situaciones de autodefensa. Y explica que Susana Díaz, en su primer acto político tras perder el imperio de sus mayores, celebrado hace unos días en Antequera, símbolo de la autonomía del Sur, apelara una y otra vez a la comunión de la izquierda frente a la alianza –triunfante– de las tres nuevas derechas.

Los Cuadernos del Sur en La Vanguardia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.