El eclipse planetario

A veces la única forma de avanzar consiste en quedarse quieto. Existe, sin embargo, quien piensa que es preferible mirar hacia atrás, aunque el riesgo, como profetiza la Biblia, sea convertirse en una estatua de sal. El nuevo experimento político que impulsan la Violeta Rodríguez y el Argonauta Maíllo para –léanlo ustedes en condicional hipotético– adelantar por la parte de la izquierda al peronismo rociero recuerda mucho a aquel delirio del sorpasso de Anguita, que confundía los deseos íntimos –la toma marcial del Quirinale de San Telmo- con la cruda realidad -Andalucía no es de izquierdas, únicamente lo parece–. Las Crónicas Indígenas del sábado en El Mundo.

Cara de Carnero

En la Santa Marisma tenemos una oposición política que ni es oposición ni es política. Se preguntarán ustedes, queridos indígenas, cómo es posible. Yo también. Son las maravillas de vivir todo el año en terreno pantanoso. Con la décima legislatura aproximándose a su fin, que será prematuro no sólo porque acabe antes de tiempo, sino porque a efectos prácticos no ha llegado a ver la luz debido a que el susanato ha convertido las Cinco Llagas en una iglesia con vicario (pensionado), los grupos que deberían controlar al Gobierno o están ya en modo preelectoral -es el caso del interino Bonilla (Moreno) y de la confluencia entre los violeteros de Podemos y las huestes del Argonauta Maíllo- o, como sucede con los […]

El aguijón de la abeja

Una de las anomalías de nuestra democracia es que los presidentes disuelvan el parlamento, emulando el poder absolutista que ejercían los reyes del Antiguo Régimen para deshacerse de las cámaras que les resultaban hostiles. La prerrogativa rige también en las autonomías, cuyos jefes de escuadra disponen de la voluntad popular -reunida bajo techo consagrado- a su real capricho, como si el poder legislativo fuera su saloncito de estar o el cóctel donde se congrega a los pesebristas para que consumen el besamanos del anillo. Técnicamente, la disolución del legislativo es una forma de resolver los pulsos con el ejecutivo. Como un parlamento puede derrocar a un presidente, éste decide cuándo termina la legislatura. Las Crónicas Indígenas del sábado en El […]

La derecha ‘cuchipandi’

La cosa está que arde. Y no es por el calor estival, que hasta ahora ha sido piadoso con los mortales que resistimos los veranos en la República Indígena. No. Lo verdaderamente tórrido es el congreso del PP que elegirá -este mediodía- al sucesor de Rajoy. Puede pasar de todo. Incluso que todo siga igual (o peor), aunque algunas caras cambien de sitio en el tablero de ajedrez. Lo que se dice renovación, no cabe esperar demasiada: tanto Casado (por la Iglesia) como Santamaría (célebres nupcias en Brasil) son cachorros del partido al que ha expulsado del poder una sentencia judicial -categórica- por corrupción, moción de censura mediante. Es indudable que la guerra (entre iguales) proseguirá con independencia del resultado. […]

Un burdel con orquesta

A los periodistas nos han educado (es un decir) con una sentencia mítica cuya autoría se atribuye a Tom Wolfe: “No le digas a tu madre que te dedicas a hacer periódicos. Es mejor que le cuentes que trabajas de pianista en un burdel”. La frase resume, de forma irónica, la escasa consideración social que tenía nuestra profesión antes de la revolución digital, que en determinados sitios ha transformado el negocio en un sicariato cuya actividad consiste en la obtención de fondos públicos a cambio de malvender una influencia inexistente. Ya se sabe: no hay nada más romántico que la decadencia de unos héroes que nunca existieron. Por eso diríamos que el proxenetismo, un delito según el Código Penal, es […]