Mejor sin primarias

Los socialistas indígenas, que históricamente han sido –y son– una suma de tribus belicosas y conflictivas, tienen una extraordinaria capacidad para contradecirse, negarse a sí mismos y arrepentirse de sus palabras. Lo asombroso además es que son capaces de hacer todo esto y muchas cosas más, como evidencia el abyecto escándalo clientelar de los ERES, donde algunas de las estatuas del panteón sagrado del PSOE vuelven al foro de una Roma vencida, mustio collado, para proclamar, sin sentir ninguna vergüenza, solemnes tonterías a cuenta de las dos sentencias, dos (y ambas con el signo exacto de los culpables) emitidas por la Justicia. Es cosa de la devota militancia (generacional) que se basa en esa institución social que es el síndrome de […]

La Cartuja, treinta años después

Pessoa escribió que “la nostalgia no reside ni en el pasado ni en el futuro”. Acaso –añadimos nosotros– habite en el corazón. Cumplido el treinta aniversario de la Expo 92, podríamos decir lo mismo del tango –veinte años (más diez) no es nada– o maravillarnos por haber sobrevivido al tiempo, ese asesino silencioso. Ninguna de ambas cosas sirve de ayuda a la hora de hacer un balance sobre las tres décadas transcurridas desde la transformación de Sevilla a cuenta de la Muestra Universal. La nostalgia es un sentimiento subjetivo y, aunque a muchos les sirva de consuelo, los recuerdos del ayer no salvan a nadie del presente. En eso consistió la Expo. En imaginar una Sevilla distinta y una Andalucía […]

Antonio Muñoz, El Inminente

Si uno dice que al futuro alcalde de La (Poco) Leal, (in)noble y, eso sí, Marianísima Sevilla, gloria de los anales hispánicos, le queda apenas un lustro para alcanzar -con salud- la edad legal de jubilación, probablemente ustedes, queridos indígenas, pensarán que el próximo jefe consistorial de la Plaza Nueva va a ejercer dicha magistratura una vez superado (con creces) nel mezzo del cammin di nostra vita, que escribió Dante (Aligheri). No es por completo el caso de Antonio Muñoz Martínez (La Rinconada, 1959), sucesor digital del Ungido Espadas,que este enero (si no hay sorpresas) será investido regidor de la capital de la Marisma. La biología no hace excepciones. Muñoz, en efecto,ha rebasado ya el quicio de las 62 gloriosas primaveras, […]

¿Una Sevilla inteligente?

La capacidad para innovar, como decía Paul Valery de la sintaxis, es una extraña cualidad del alma en estos tiempos posmodernos. Especialmente en el caso de las ciudades, esas obras de arte imperfectas. Recordarán ustedes, queridos indígenas, que una de las grandes motos que intentó vendernos a los sevillanos Juan Espadas, el quietista, al llegar a la Alcaldía, gracias a aquella bendita carambola del destino que nada tuvo que ver con sus méritos políticos, sino con los horrores de Zoidus, era que iba a convertir Sevilla en una urbe inteligente. En una smart city. Tres años y medio después podemos decir sin temor a equivocarnos que Espadas no ha logrado su objetivo y que todo aquello era escabeche en rama. […]

La Sevilla invisible

Decíamos (ayer) que el ilustre alcalde de Sevilla, el otrora socialista Juan Espadas, prefería los platós de cine y las entregas de premios de cualquier pelaje -últimamente tiene especial devoción por los foros costumbristas-, a otras obligaciones más prosaicas de su puesto, como sentarse a hablar con los vecinos de los barrios más pobres de la ciudad -en la capital de la República Indígena hay pobres, señores, aunque de ellos no trate ningún ciclo del Festival de Cine Europeo, que sí nos habla de los desgraciados de Rumanía y Albania- para intentar paliar su situación, que en algunos casos es desesperada. La Noria del miércoles en elmundo.es