COAS

G.K. Chesterton escribió: «La mediocridad consiste en estar delante de la grandeza y no saber reconocerla». En Sevilla pasa con frecuencia. Parece ser el caso del ilustre decano del Colegio de Arquitectos (COAS), Ángel Díaz del Río, que ocupa desde hace una década, a base de cambiar los estatutos para perpetuarse en el cargo, la magistratura de esta corporación profesional, referente durante el tardofranquismo y la temprana democracia en los debates sobre la ciudad.

La Noria del sábado en El Mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.