¡A blindarse, que vienen (los otros)!

La corriente sigue bajando convulsa en la Marisma desde el colosal apaño para que ni en Canal Sur ni en el Consejo Audiovisual, entidades de mayorazgo parlamentario fieles al Antiguo Régimen, que es el que trata de perpetuarse bajo la sonrisa del Reverendísimo Bonilla y el Adelantado Marín, se mueva un varal, con la excusa de una renovación pactada todos a una –Fuente Ovejuna– donde a algunos, especialmente en las ilustres organizaciones gremiales –ese desecho de virtudes morales–, se les está viendo (bastante) la gamba, como dicen en Italia. La comisión de idoneidad celebrada en las Cinco Llagas ha sido todo un espectáculo: diputados que no han cotizado en su vida en un trabajo (normal) examinaban con la misma pauta y silencios a profesionales con años de trayectoria y a pesebristas o empleados de partidos que proclaman –sin sonrojo– que son independientes. Será cuando lleguen a su casa, porque en la oficina su jefe es un comisario político. Se entiende, ¿no?

Las Crónicas Indígenas en El Mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.