El villancico imposible

La política es una combinación de fuerza y espectáculo. Un teatro que trasciende el escenario. La constitución del Parlamento de Andalucía salido de las elecciones del 2 de diciembre –que ha supuesto un terremoto político de alcance nacional, pero cuyo drama maestro es básicamente regional, diríamos incluso que sociológico– delimitó ayer el futuro tablero de la lucha por el poder en España, donde las alianzas entre los diferentes se han convertido en la doctrina dominante. Los partidos de la izquierda –el PSOE y Adelante Andalucía (Podemos-IU)– pusieron la teatralidad, y el tripartito tácito que forman PP, Cs y Vox utilizó la fuerza de los votos, que por primera vez les otorgan una mayoría suficiente para dejar al socialismo fuera de juego. Da la impresión de que su salida de las moquetas del poder va a durar mucho tiempo.

Los Cuadernos del Sur en La Vanguardia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.