La concordia sin memoria

Al ReverendísimoBonilla, insigne infante triunfal del Quirinale, parece que le crecen los enanos. En veinte días escasos ha asumido la Comisión de la Concordia de Vox, que sustituye a la de Memoria Democrática -para concordar, por lo visto, todos debemos olvidar la historia-, y ha consumado el relevo exprés en Hacienda -cuyo papel en la reforma de la Junta que hereda del susanato es capital- nombrando a un nuevo consejero, Juan Bravo, de perfil casadista. No son las únicas novedades. Hay más: Génova, que no entiende de milongas, le obligó hace días a ir a la manifestación de las derechas en la plaza de Colón, una cita de la que quería desmarcarse, junto a Feijóo, con la excusa de una comunión familiar.

-Juanma, esperamos verte el domingo en Colón.

-No voy a poder. Tengo una comunión y (Por Eso) no tengo previsto asistir.

-¿La comunión es la tuya?

-No, hombre, no. Yo la hice de pequeño.

-Pues entonces no faltes.

Las Crónicas Indígenas en El Mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.