La nube

El maestro Raúl del Pozo dejó dicho hace años: «De casa se sale meado y con los periódicos leídos». Nunca lo he olvidado. Para un periodista obviar estas dos obligaciones -la primera biológica; la segunda intelectual- es un fallo imperdonable. En el caso de un político, la regla podría formularse así: no te arriesgarás a perder una votación; especialmente si estás en el poder.

La Noria del sábado en El Mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.