El ‘annus horribilis’ de la Reina

El 2017 ha sido el ‘annus horribilis’ de Susana Díaz. Empezó con la presidenta de la Junta en la cima de una montaña rusa. Gobernaba en el Sur y su voz tenía influencia en Madrid. Pero, tal y como advierte Nicanor Parra en un antipoema, su viaje político hacia la cumbre terminó meses después con ‘Su Peronísima’ echando sangre por boca y narices. Metafóricamente hablando, por supuesto. Un final nada extraño, en realidad. La ley de la gravedad sigue un principio exacto: todo lo que en un momento dado asciende en exceso, igual que los globos llenos de gas de las ferias, antes o después desciende. Y a veces lo hace de forma violenta.

Un análisis dominical para El Mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.